El Dr. Andrés Santana Socio Honorario de la Sociedad Canaria de Pediatría

El Dr. Andrés Santana Socio Honorario de la Sociedad Canaria de Pediatría

21 13404

Dr. Andrés Santana Ramírez 

Sábado, 25 de octubre de 2008.// El Dr. Andrés Santana Ramírez fué nombrado por la Junta Directiva de la Sociedad Canaria de Pediatría, Sección Las Palmas, Socio Honorario. El pasado jueves, el Presidente de la sociedad, el Dr. Francisco Domínguez, le entregó el documento acreditativo en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos. Nuestra enhorabuena.

El Dr. Santana ha accedido a respondernos en una breve entrevista que publicamos a continuación….

Pero antes, Dr. Santana, una antigua residente suya quiere dedicarle unas líneas.

De una residente a su profesor 

Don Andrés, así le llamaba todo el mundo. Y lo entendí rápidamente. Don Andrés se había ganado el respeto de todos, de sus compañeros, de las enfermeras, de las auxiliares, de los padres y de los residentes.

Nunca se me olvidará a poco de llegar al “Pino”, creo que sería la segunda o la tercera guardia, cuando Don Andrés estaba explorando a un lactante de 9 meses lleno de petequias y me dijo con voz grave “no sobrevivirá”; efectivamente, murió a las pocas horas. Esto me marcó y me confirmó su prestigio y su experiencia.

Don Andrés era un pediatra de mediana edad, serio, recto, exigente y preguntón; muy preguntón.

Recuerdo los pases de visita en la UEI, cómo me temblaban las piernas cuando tenía que justificar un tratamiento antibiótico a un paciente, o cuando tenía que contestar a alguna de sus preguntas  para explicar éste o aquel diagnóstico.

Recuerdo su inseparable máquina de escribir, haciendo los informes de alta (en negro y rojo) en el “despachito”.

Don Andrés me enseñó mucha puericultura. Nos sentábamos en la sala de sesiones y, uno tras otro, nos explicaba todos los aspectos que tienen que ver con los cuidados: cómo se prepara el puré, la vitamina D, cortar las uñas todas las semanas, etc.

Y las charlas a las puérperas….., en aquella habitación pequeña y acristalada desde la que se veía el mar, donde nos lanzaba al vacío delante de 10 o 12 madres que nos bombardeaban a preguntas. Allí, gracias a sus enseñanzas, hacíamos promoción de la lactancia materna y dábamos consejos   para el cuidado de los recién nacidos.

Y, hablando de recién nacidos, los pases en los nidos de las plantas de maternidad. Era riguroso y sistemático; y todavía hoy, cuando me enfrento a un recién nacido continúo utilizando la misma sistemática en la exploración que me enseñó Don Andrés: lo primero la auscultación cardiaca, antes que empiece a llorar, y después de la cabeza a los pies. Y no se me olvida nunca auscultar la fontanela, las mastoides y el hígado.

Tengo que agradecerle, entre otras cosas, su dedicación a la docencia, el carácter científico de sus enseñanzas, la labor realizada en pro del buen uso de los antibióticos, el enseñarme a tener una mirada crítica y todos esos “malos ratos” que me hizo pasar y que me obligaron a pensar por mi misma y tener un criterio propio.

Quiero que sepa que tiene todo mi respeto, reconocimiento y cariño.  

Ángeles Cansino Campuzano

Entrevista con el Dr. Don Andrés Santana Ramírez

Don Andrés nace en La Angostura de Santa Brígida el día 11 de noviembre de 1934. Tiene casi 74 años,  pertenece al famoso “Club Tortuga” de nadadores veteranos del Club Natación Metropole y acude, puntualmente, a hacerse unas cuantas piscinas para mantenerse en forma.

Casado, padre de cinco hijos, una de ellas viviendo de Shanghai puntualiza, y abuelo de siete nietos. Se licencia en medicina en la Facultad de Valladolid en 1959. Posteriormente hace la especialidad de pediatría en el Hospital Clínico y Provincial de Barcelona, durante tres años, con el Profesor Torres Marti.

Anécdota de la especialidad: “estando de guardia acude a urgencias un niño de 18 meses con tos perruna, le diagnostico un “falso croup” y le prescribo Sulmetin Papaverina® y Luminal®, que era el tratamiento de aquel momento. A los 8 o 10 días vuelve a consultar, portando una traqueotomía realizada en el Hospital de San Pablo, por empeoramiento grave del cuadro. Ingresa en el Clinic y cuando una monja le está dando de comer tiene un vómito y echa una espina de  pescado, la causante de la patología. El comentario del Dr. Santana: ¡ojo que no es oro todo lo que reluce!

Finalizada la especialidad pone su consulta en la calle León y Castillo, nº 57, frente a la clínica del Dr. Petit. Y allí sigue aunque, actualmente, en el nº 232.

Ingresa en el Servicio de Pediatría del Hospital del Pino el día 1 de septiembre de 1972.

“Compañeros del Departamento, de aquella época: Pepe Calvo, Luís García Blanc y Pepe Jiménez. Posteriormente  se incorporan Eduardo Perdomo, Juan Gil y yo.” Nidos, Prematuros y Recién Nacidos Patológicos, Lactantes A y B, Aislados, Niños Mayores y Especialidades eran las unidades de esa época.

En aquella época, de 1972 al 75, el horario de guardias era de 9 a 14 horas. El  resto lo hacíamos como guardia localizada. Se jerarquiza el Servicio en el mes de septiembre de 1975.

“Dejan el servicio Juan, Luís y Pepe y se inician las guardias de presencia física. Guardias de 14 horas a 11 horas del día siguiente.  El Dr. Santana se encarga de la Unidad de Aislados.

Sueldo de la época: “digno para vivir”.

Patología de la época: polio, difteria, tétanos neonatales,  tos ferina, sarampión, epidemias de meningitis. Casi nada…

El 13 de junio de 1983 se traslada al Hospital Materno. Se hace cargo, desde esa fecha, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas. “Pepa García, que estaba inicialmente en Prematuros pasa también a la Unidad.”

Las guardias eran horribles, insoportables. Dos personas para todo el Departamento. Tenían que asistir a partos, prematuros patológicos y, encima, “ver” 80 o 90 urgencias diarias.

Que le dirías a un Médico Residente  de Pediatría:

 “Que explore al enfermo relajado, con tranquilidad. No todo son coles. Cuidado que entre col y col hay una lechuga, que te puede hacer “meter la pata”. Estar prevenido y descartar siempre la patología grave. Que todavía me acuerdo de un lactante de 14 o 15 meses con fiebre y que le diagnostiqué “faringitis”. Elegí el diagnóstico más fácil. El diagnóstico hoy sería fiebre sin foco. A  las dos o tres horas vuelve con un cuadro de sepsis. Hay que huir del diagnóstico fácil”

Resume en pocas palabras tu experiencia como médico:

“Estoy orgulloso de haberle enseñado a los residentes el uso de los antibióticos, a saber dosificar y la puericultura. Les dedique muchas horas a los residentes y 32 años de mi vida al Departamento de Pediatría. Me caracterizaba por dar palos, yo no era un alma de la caridad y a los residentes en las guardias les daba leña. Y si te duele te fastidias, que es por tu bien.”

Antes de finalizar la conversación me lanza su última sentencia: y recuerden que “cada  uno es cada uno y cada cual es cada cual.”

Estas últimas palabras que me soltó el Dr. Santana, las tenía siempre en boca mi suegro, que en paz descanse, queriendo hacer entender a los más jóvenes, que hay que respetar la forma de ser de cada persona y procurar entenderla. Esta máxima es signo indiscutible de sabiduría.

Don Andrés se jubiló del Servicio Canario de la Salud en octubre de 2004, pero no de la pediatría. Quien quiera saber a que se dedica ahora, que pase por la calle León y Castillo, 232 y lo encontrará con el fonendo en las manos. O, si lo prefiere, acuda temprano al Metropole  y lo encontrará nadando, haciendo unas cuantas piscinas. Y si no, venga a nuestro Jueves Pediátrico en el Colegio de Médicos. Nunca falla, se sitúa en las primeras filas y siempre protesta porque empezamos tarde. Y es que la puntualidad es, probablemente, otras de sus virtudes/vicios.

Querido y respetado Dr. Santana: creemos que es usted una de las figuras canarias de la Infectología Pediátrica y uno de los pioneros en la formación de residentes. Pero además de respetado es usted muy apreciado. Y lo decimos muy alto para que lo oiga, incluso, su hija que vive en Shanghai. Afectuosamente,

Sociedad Canaria de Pediatría Extrahospitalaria

Fotos del evento

El Presidente le hace entrega del documento  Socio Honorario  Con los Dres. Víctor García Nieto y Heriberto Zerpa  Conversando con Heriberto Zerpa  Dr. Andrés Santana y Dr. Francisco Domínguez   7 

 

 

 

 

21 COMENTARIOS

  1. Uno delos títulos de más merecimiento, sin duda, es el de D. Andrés. Un pediátra de los piés a la cabeza, “rajatablero” y gruñón, pero con un corazón de oro, amante del buenhacer en defensa de un único objetivo:La PEDIATRÍA BIEN HECHA y sin tapujos. Nadie como él, tanto en el hospital como en su consulta privada, ha mantenido la honestidad de ejecutar siempre “lo último” en patologia infecciosa pediatrica, y lo que es más, transmitirlo a todo aquel compañero que se lo pregunte sin pegas de ningún tipo.
    Son muchos años, de sacrificio y estudio, que valen mucho más que un supermerecido pergamino.
    Enhorabuena, y mucha salud para que sigamos gozando con tu presencia de tu amistad y buenos consejos.
    Un abrazo. Heriberto

  2. “EL OTRO D.ANDRES”
    Es una lastima que muchos no nos enterásemos del nombramiento de Socio de Honor de D.Andrés pues creo al igual que la mayor parte de los que “pasaron por sus manos”,que es de los que siempre actuó con un sentido de la profesionalidad y de la enseñanza de la pediatria,y este nombranmiento siempre se lo ha merecido sobre todo,desde mi punto de vista,porque nunca ha sido persona que haya actuado “para la galería”.sino para la profesion y la formacion de promociones de futuros pediatras.
    Yo conocí a Andrés,dentro de mi entorno familiar,y tuve la “suerte” de no tenerlo de profe,ya que así me libré de su rigidez,y asimismo la “desgracia” de perderme su docencia pues hice la la especialidad en Barcelona,precisamente bajo la tutela de antiguos compañeros suyos,o sea de la “misma o parecida escuela”.
    Pero lo que quisiera destacar en esta lineas es la otra cara de Andrés,alejada de ESE TIPO DURO Y RIGIDO que parece y que llegamos a conocer muchos de nosostros en los viajes que la Sociedad Canaria de Pediatria organizó a finales de los 80 a USA,Argentina,Brasil,Mejico,Turquia.Extremo Oriente.etc.Allí vimos y convivimos con un Andrés jovial,divertido,con una socarroneria canariona simpatiquisimas.Lo mismo lo vimos sobre un elefante o un caballo que cogiendo una serpiente,o bailando la lambada,o un tango o en una canoa cogiendo pirañas.¿verdad que cuesta creerlo?.Pues muchos de nosotros tuvimos la suerte de conocer esta vertiente de Andrés,y los que no,aun están a tiempo de conocerlo pues como ahora está mas relajado,es cuestion de disfrutarlo en los Jueves Pediatricos.
    Asi Andrés,que enhorabuena por el nombramiento,gracias por tu amistad y el cariño que siempre me has demostrado,gracias por tu docencia extraacadémica y por favor,hazlo extensible a Pilar que tambien tiene mucho que ver en esta bonita historia,

    un fuerte abrazo.

    Manuel Martin Suarez-DR LOLO-

  3. Querido amigo, compañero y maestro D. Andrés Santana Ramírez: Siento una enorme tristeza y frustración por no haber recibido la información de tu merecido nombramiento como socio honorario de la Sociedad Canaria de Pediatría de Las Palmas y no poder estar presente en tan magnifico acontecimiento. Seguramente el correo nos jugo una mala pasada a muchos de tus compañeros y es que por ello, admiradores de tu personalidad humana y científica entre los que me destaco, hemos sido privados de personarnos en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos para darte un fuerte abrazo el pasado 25 de Octubre.
    Nos conocimos en Enero del año 1977, cuando eras Adjunto del Departamento de Pediatría en el vetusto hospital Residencia de la Seguridad Social Nuestra Sra. Del Pino, y yo me incorporaba como Residente de 1º año, precisamente a tu lado, en la Unidad de Enfermedades Infecciosas. Todo un acontecimiento era en esa época la incorporación de nuevo personal al departamento y yo naturalmente no iba a ser una excepción, aunque si con un matiz, tener la Especialidad en Pediatría y Puericultura en el Hospital Clínico Universitario de Tenerife cuya cátedra desempeñaba el Dr. Manuel Bueno, profesional de gran prestigio en nuestra región y a nivel nacional. Me impresiono tu sabiduría científica y sobre todo tu humildad, precisamente por ser ya Pediatra titulado, cuando en vez de actuar como lo que eras, “mi jefe y tutor”, me hacías sentir profesionalmente importante, al contrastar los protocolos o criterios diagnósticos, terapéuticos, etc. con los de mi antiguo hospital, con lo que mi enriquecimiento en lo científico y personal fue insuperable en los meses en que fui tu alumno directo. No puedo olvidar tu constante puesta al día con libros y revistas científicas punteras que devorabas con interés y que transmitías sin ningún pudor a tus alumnos.
    Me sumo al ciento por ciento, a todo lo expuesto por nuestros compañeros, Ángeles Cansino y Valentín Ruiz, considerando que efectivamente has sido la figura y un pilar importante de la Patología Infecciosa y de la Puericultura Canaria y un espejo en el que todos los Pediatras deberíamos mirarnos.
    Pero sobre todo si que no quiero olvidar tu inestimable ayuda, a sabiendas de quedarte sin Residente, para animarme a optar al Concurso para la obtención de la plaza de Pediatra de Gáldar, puesto de trabajo que aun hoy desempeño.
    Andrés, amigo, maestro, compañero de trabajo y de viajes, gracias por haberme buscado un hueco en el bolsillo de tus amistades, dando gracias a la vida por haberte cruzado en mi camino.

  4. Hola D. Andres: Desde la cercana isla de Lanzarote, me sumo a la felicitación y los comentarios de Angeles, Valentin, Lolo, Heriberto, Colacho,……..Un fuerte saludo

  5. Estimado D. Andrés:
    No pude asistir al merecido homenaje que le ha hecho la Sociedad Canaria de Pediatría por encontrarme fuera de la isla pero quiero aprovechar este comentario para felicitarle de todo corazón y poder de nuevo agradecer todo el tiempo que me dedicó durante mi doble rotación por la UEI. Ademas de motivarme para estudiar, estudiar y por supuesto estudiar actualizándome todos los días quiero darle especialmente gracias por el apoyo y los buenos consejos dados durante todo ese tiempo Para mi siempre será un maestro del que aprender todos los dias.

  6. Querido Andrés. Reitero los comentarios de los anteriores compañeros, siento no haberme enterado de tu homenaje al cual me habría gustado asistir. Solo decirte que para mí fuiste mi maestro, tanto cuando estuve rotando en UEI como por el resto de unidades, ya que siempre que podia coincidía contigo para chupar un poco de tus enseñanzas, incluso extrahospitalarias, en las cuales me basé nada mas salir del Pino a consultas de ambulatorios, e incluso que telefonicamente despues, siempre te molestaba para preguntarte algo. Fui de la primera promocion de tus residentes, que junto con Marisa pasabamos buenos ratos en la famosa sala de hacer las altas, comentando cosas del “Hola” de la planta. Espero que te acuerdes de tu residente de la que te reiste cuando entre tus preguntas diarias un dia te contestó “Meningitis Ucraniana” en lugar de Urliana. Lo recuerdas?. Bueno solo desearte lo mejor y mi más sincera enhorabuena por este merecido nombramiento. Nos vemos mañana en el jueves pediatrico. Un beso. Coromoto.

  7. Querido Andres:
    Enhorabuena por el homenaje tan merecido y que me sabe a poco; me hubiera gustado acompañarte, pero me enteré unos días después.
    Aprovecho estas letras para darte las gracias públicamente por varias cosas: Por tús consejos en las dudas sobre antibioticos, por tú saber escuchar, por tú compañía, por tú amistad desinteresada y VALIENTE desde que nos conocimos en el Htal. Ntra. Sra. del Pino.
    Como dice Alicia y el Dr. Lolo “este homenaje tambien es de Pilar”. Todo buen hombre tiene una gran mujer a su lado.
    Te deseo todo lo mejor junto a Pilar, hijos y nietos.
    Un fuete abrazo
    Pepe

  8. Enhorabuena Don Andrés por este merecido reconocimiento!!
    Me enorgullece que contemos habitualmente con su presencia en nuestros “Jueves Pediátricos” En la entrevista que le hizo Valentín usted nombra a compañeros pediatras que compartieron sus inicios en el Hospital “Nuestra Señora del Pino”,me refiero en especial a Don Luis García Blanc y Don Juan Gil por los que siento gran admiración y cariño. Tanto usted como Luis ,Juan, Gonzalo Acosta, Joaquín Mora y Pepa García, etc, enriquecen nuestros encuentros de jueves con vuestra experiencia, vuestros comentarios, con el ejemplo de constante actualización y sobre todo dándonos la visión de esta hermosa profesión que hemos elegido desde el conocimiento adquirido en toda vuestra vida profesional .Gracias!
    Esther Benitez

  9. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  10. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  11. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  12. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  13. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  14. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  15. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  16. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  17. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  18. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  19. Mi querido Andres Santana: eres un Centro Campista de la Pediatría Canaria. Con tus reflexiones Pediátricas das los pases medidos, solo hay que empujar la pelota para que entre. Con tu enguaje breve y acertado eres como Azorín. Un abrazo JUAN GIL 31.10.08

  20. Queridos amigos:
    El otro dia, en nuestra reunión del”Jueves pediatrico” tuve conocimiento del acto de entrega del titulo de Socio Honorario de la Sociedad Canaria de Pediatria, Sección Las Palmas, de mi buen amigo y compañero el Dr.Andrés Santana. Tendré que presentar una queja formal a la Sociedad de Pediatria, por no haber comunicado a sus miembros tan importante acto.
    Aunque tardíamente deseo, para mi buen amigo Andrés, mi mas sincera felicitación y que por, muchos años, nos pueda seguir trasmitiendo sus valiosas experiencias médicas, que tan importantes son para todos nosotros.
    Recibe un fuerte abrazo de tu buen amigo. Luis Garcia Blanc.

  21. Con todo el corazon, muchisimas felicidades, y le recuerdo, que por favor no se jubile,por que entonces donde iriamos nosotros.
    Gracias a D. Andres, creo que puedo decir que tengo a mi hijo conmigo, y todo via telefonica, es que soy de La Aldea.
    Es el mejor, desde La Aldea muchas felicidades, y ojala otros medicos aprendan de su dedicacion, Gracias por todo.

Deja un comentario