El pediatra en la detección precoz del autismo

El pediatra en la detección precoz del autismo

9 1086

Sábado, 26 de abril de 2008.  La  psicóloga Sol Fortea Sevilla, Presidenta de la Fundación Canaria de Apoyo a los Trastornos Autistas y de la Conducta, fue la especialista invitada en el último Jueves Pediátrico con la ponencia: Importancia del Pediatra en la Detección Temprana del Autismo. Estudio Multicéntrico Español de los Trastornos del Espectro Autista”. Experiencia en Gran Canaria”. Resumimos su intervención:

Sol Fortea  Sol Fortea Sevilla

¿Qué es el autismo?

  Es un trastorno del neurodesarrollo causado por una disfunción del SNC, que se diagnostica como un síndrome conductual. Caracterizado por la tríada de alteraciones cualitativas de la socialización, comunicación y de la imaginación. Se manifiesta antes de los tres años de edad y la sintomatología no puede ser explicada por otro trastorno.

Síntomas más frecuentes alrededor de los dos años

  • Ausencia de balbuceo
  • Fallos en referencia conjunta
  • Ausencia de la conducta de señalar y otros gestos a los 12 meses
  • Ausencia de palabras sueltas a los 16 meses
  • Ausencia de frases espontáneas de dos palabras a los 24 meses
  • Pérdida de socialización o de lenguaje a cualquier edad

Indicadores de autismo típicos de 18-36 meses (Rivière) Formato PDF

  • Sordera aparente paradójica. Falta de respuesta a llamadas e indicaciones.
  • No “comparte focos de atención” con la mirada.
  • Tiende a no mirar a los ojos.
  • No mira a los adultos vinculares para comprender situaciones que le interesan o extrañan.
  • No mira lo que hacen las personas.
  • No suele mirar a las personas.
  • Presenta juego repetitivo o rituales de ordenar.
  • Se resiste a cambios de ropa., alimentación, itinerarios o situaciones.
  • Se altera mucho en situaciones inesperadas o que no anticipa.
  • Las novedades le disgustan.
  • Atiende obsesivamente, una y otra vez, a las mismas películas de vídeo.
  • Coge rabietas en situaciones de cambio.
  • Carece de lenguaje o, si lo tiene, lo emplea de forma ecolálica o poco funcional.
  • Resulta difícil “compartir acciones” con él o ella.
  • No señala con el dedo para compartir experiencias.
  • No señala con el dedo para pedir.
  • Frecuentemente “pasa por” las personas, como si no estuvieran.
  • Parece que no comprende o que “comprende selectivamente” sólo lo que le interesa.
  • Pide cosas, situaciones o acciones, llevando de la mano.
  • No suele ser él quien inicia las interacciones con adultos.
  • Para comunicarse con él, hay que “saltar un muro”: es decir, hacer falta ponerse frente a frente, y producir gestos claros y directivos.
  • Tiende a ignorar completamente a los niños de su edad.
  • No “juega con” otros niños.
  • No realiza juego de ficción: no representa con objetos o sin ellos situaciones, acciones, episodios, etc.
  • No da la impresión de  “complicidad interna” con las personas que le rodean, aunque tenga afecto por ellas.

  Se están realizando programas de cribado en Gran Canaria, en Santa Lucía y Telde, Colaboran ambos ayuntamientos (ayuda económica e instalaciones) y centros de salud (médicos pediatras y enfermeros/as). Los objetivos del proyecto son: permitir detectar antes los casos de autismo, detectar más casos que en el periodo sin cribado y favorecer un acceso más rápido y satisfactorio de los niños con autismo a los programas de Atención Temprana existentes.

El M-CHAT es el instrumento para la detección precoz

  El M-CHAT (Modified Checklist for Autism in Toddlers, de Robins, Fein, Barton, & Liss, 2001) es una versión ampliada del CHAT. Consta de 23 ítems que los padres de los niños deben responder con SI o NO. Tiene seis elementos clave y si puntúa en al menos en dos de ellos, se considera población en riesgo, por lo que se recomendaría una exploración especializada. Validado en Estados Unidos con 2.500 niños de 2 años Sensibilidad: 0,87 Especificidad: 0,99 Valor predictivo positivo: 0,8 Valor predictivo negativo: 0,99 Los controles realizados dos años después demuestran su sensibilidad y estabilidad.

Se recomienda realizar el M-CHAT a todos los lactantes a los 18 y 24 meses. En formato pdf te adjuntamos el modelo de respuestas al M-Chat de un niño normal. Los que puntúen en, al menos, dos de los 6 elementos claves o en tres o mas items cualesquiera, se considerarán pacientes de riesgo y se recomienda su derivación a Salud Mental (para valoración psicológica) y a Neurología Infantil.

El futuro ¿próximo?

Para que en un futuro próximo la detección temprana en nuestra comunidad sea posible, la Fundación Canaria de Apoyo a los Trastornos del Espectro Autista y de la Conducta (FUNTEAC) está gestionando la financiación de un servicio de diagnóstico especializado en los trastornos del espectro autista. En un primer momento se propone un Programa piloto de Diagnóstico Precoz en Gran Canaria, que esperamos sea apoyado por las administraciones competentes.

La Sociedad Canaria de Pediatría Extrahospitalaria quiere expresar su apoyo a esta iniciativa que consideramos prioritaria para una patología que necesita del máximo soporte e interés. 

9 COMENTARIOS

  1. Muy interesante lo que escriben, quisiera saber mas sobre el austimo y como poder proporcionar ayuda a estos ninos, como educarlos y hacer que lleven una vida normal.

  2. tengo una nienta con austismo desgraciadamente mi hija no queria reconocer que la la nina presentaba todos los sintomas de autismo hemos tenido muchas dificultades para encontrar programas escolares que puedan ayudar a mi criatura,la nina fue diagnosticada a los 5 anos
    ya va a cumlir 6 y aun no puede hablar no sabemos a quien recurrir para encontrar ayuda para ella
    es muy lamentable que nadie sepa como ayudar o que es lo que verdaderamente causa esta enfermedad

  3. Sra. Marina Moncada: por correo interno le contestamos inmediatamente. Al no recibir respuesta pensamos que debe tener algún problema de correo. De ahí nuestra contestación pública: necesitamos saber su sitio de residencia (ciudad y provincia si vive en España) para poder asesorarle adecuadamente. Atentamente, Sociedad Canaria de Pediatría Extrahospitalaria.

  4. Sra/Srta. Úrsula: Dada la característica especial de su caso,inicialmente expuesto en esta página web el día 29 de abril y que, posteriormente, nos ha comentado mas explícitamente por correo interno, hemos decidido contestarle por este mismo medio y no publicar nuestra respuesta de forma pública. Esperamos haberle complacido. Atentamente,

  5. Excelente y muy necesario trabajo, enhorabuena.

    Sólo quería comentar que para los niños y niñas con síndrome de asperger (otro de los TGD), el M-CHAT es insuficiente: pueden pasar sin “problemas” el M-CHAT y sin embargo padecer un trastorno del espectro autista, como bien explicaron las ponentes de las II Jornadas de ASPERCAN-ASOCIACIÓN ASPERGER ISLAS CANARIAS (Amaia Hervás, Juana Mª Hernández, Marta Maristany, Rafaela Caballero, etc.); hay que pasar otro cribado: el CAST o el ASSQ, a la edad de 4 a 11 años.
    Gracias.

  6. Mi consulta espepecificamente , va enfocada a cual es el profesional de la salud que deberia dar el diagnostico de autismo como tal , el pediatra ; psiquiatra , neurologo , ?

  7. La sospecha diagnóstica la debe detectar el pediatra. El diagnóstico de trastorno autista debe ser hecho por psicólogo y/o psiquiatra. Al mismo tiempo, deben realizarse estudios neurológico y auditivo (por sus respectivos especialistas) para completar el diagnóstico diferencial.
    Espero haber respondido a su pregunta. Atentamente,
    Sol Fortea

  8. Dra Sol Fortea: Me llamó poderosamente la atención el comportamiento de un lactante de 8 1/2meses, contínuamente mira hacia arriba, para todos lados, se fija más si encuentra foco de luz en el techo. Mira a la persona solo si lo apretamos o jugamos, sosteniendolo en la falda y hamacandolo hacia abajo ( como si se fuera a caer) logra hacerlo por unos segundos, con gran profundidad, como si te penetrara el alma y luego se pierde de nuevo haciendo ruidos guturales y abrazándose con fuerza, y roza su cara con la de la persona que lo tiene con fuerza y ritmicidad, al igual que mueve después sus miembros. Pasó de una persona a otra de los que estábamos allí, y sin conocernos, no se molestó en ningún momento, creo que no nos identificó en realidad. En realidad lo que más me llamó la atención fue esa mirada contínua hacia el techo. No lo vi comer ni pedir comida a nadie, ni tirarle los brazos a sus padres o abuelos, habían otros niños pero no lo ví compartir nada, en ningún momento tuvo algún objeto en las manos, si se ponía los deditos en la boca. Tiene un desarrollo de peso y talla en percentil 95 y logra quedarse sentado solito luego que lo dejan. Es varón y portador de hemangioma de labio inferior tipo cavernoso, está en tratamiento con corticodes. Agradezco su opinión

    • Estimada Sra. Balbi. Me describe un niño muy pequeño aún pero con un problema clarísimo y evidente de problema de interacción socioemocional. Los bebés desde muy pequeños sienten una gran atracción hacia los rostros humanos (demostrado con muchos estudios), así como la necesidad de intercambiar emociones con los
      adultos. Se están realizando muchas investigaciones que analizan la mirada de
      los niños hacia los adultos, y sus centros de atención, y todos coinciden en la
      cara y sobre todo los ojos, alternando con la boca (entre otras partes). De
      igual modo, a esa edad, el vínculo de apego existe y lógicamente el niño
      debería diferenciar en qué brazos está (conocidos, desconocidos…).
      El bebé que nos escribe debería ser visitado por especialistas en trastornos del
      desarrollo y, aunque sea pronto para un diagnóstico de autismo (por ejemplo),
      debería iniciarse un programa de atención temprana cuanto antes.
      Espero que esto le pueda ayudar. Saludos cordiales,
      Sol Fortea

Deja un comentario